Mi burra es como CR7 después de los revolcones ni se despéina